11.6.17

Sophie en los cielos de París (Katherine Rundell)

Leído en el mes de: abril 2017
Muchas gracias a Boolino por el envío
del ejemplar 
Tras hundirse un barco en el Canal de la Mancha, una niña de apenas un año aparece flotando en un estuche de violonchelo y es rescatada por un erudito y aventurero londinense llamado Charles Maxim. De esta forma tan extraordinaria comienza la conmovedora historia de Sophie y Charles, quien, una vez constatada la desaparición de la madre de la niña, se convierte en su tutor legal. Sin embargo, con el paso del tiempo, se apodera de Sophie la idea de que su madre sobrevivió al naufragio, y aunque Charles le advierte que eso es casi imposible, para ella el «casi» significa que existe «alguna» posibilidad, y ésta, por remota que sea, jamás debe descartarse. Así pues, a pesar de que la única pista que tienen es una dirección parisina grabada en el estuche del chelo, Charles, que lo daría todo por verla feliz, accede a acompañarla a París para iniciar la incierta búsqueda. Allí, en una noche mágica, Sophie conoce a Matteo y sus amigos, unos jóvenes vagabundos que recorren la ciudad por los tejados y que enseguida se prestan a ayudarla para que su sueño se haga realidad.

Editorial Salamandra
224 páginas
ISBN: 978-84-983-8802-2
p.v.p: 14,25€
¿Dónde conseguirlo? → Boolino Amazon | Casa del libro
Quiero comenzar la reseña resaltando que este libro, bajo una apariencia a priori infantil, es para todos los públicos, las apariencias engañan. Ha resultado ser una lectura que me encantaría ver convertida en película; es una lectura tierna, con un trasfondo muy íntimo y una lección de valores feministas entre líneas.  A pesar de lo amena que es y  la rapidez con la que se lee, es una historia que perdura, incapaz de ser olvidada en mucho tiempo. A mí en lo personal me ha calado bastante hondo y aunque a algunas personas les pueda parecer una trama simple, si se ahonda en los personajes y en lo que intentan transmitir al lector, éste puede terminar de leer el libro con muchísimos mensajes interiorizados. Es una aventura en la que merece la pena embarcarse.

Antes de nada, tengo que destacar la preciosa edición interna del libro. A pesar de que Boolino me envió la edición en galerada (no definitiva), he podido apreciar que los inicios de capítulo son preciosos, adornados con contornos de la ciudad de París. Aunque sea un dato meramente ornamental, se agradece que la edición de un libro sea tan cuidada, hace de la lectura una experiencia mucho más agradable; para mí ha sido un punto a favor, ha sido un acierto. Además, la brevedad de las páginas se hace más evidente según se avanza en la novela, algo que no se nota cuando no gusta una historia. Yo hubiera añadido más páginas a esta historia para poder disfrutarla más. 

Esta novela está ambientada en un tiempo pasado, no se deja muy claro en qué año exactamente, pero sí hay algunos datos a lo largo del libro que conducen a pensar que se trata de los años cincuenta o sesenta, como que las mujeres no podían ser músicos (considerado oficio exclusivo para hombres) o llevar pantalón (por no ser decoroso ni adecuado). En cuanto a la ubicación de la trama, en un principio se encuentra en Inglaterra, donde vive la protagonista princial con su padre de acogida. Después, en donde yo considero el gran giro argumental, cambian a Francia, concretamente en París. Allí es donde, bajo mi punto de vista, empieza la magia de la historia. No sólo se hace más presente el meollo del argumento, sino que Sophie, la protagonista, se deja ver en todo su esplendor. Ella es una niña nada común que destaca tanto en su moral como en su forma de pensar. Es un alma única de una mentalidad necesaria en el mundo. Su forma de actuar me ha hecho reír, llorar y hasta llevarme algún susto, pero sobre todo, ha hecho que mire más en mi propio interior. Sophie despertará al niño interior que todos llevamos dentro y hará sonreír al adulto en el que nos hemos convertido con el paso del tiempo.
Si, de Sophie he de decir que me ha conquistado y se ha abierto un gran hueco en mi corazón; su forma de pensar es tan original y propia que me ha recordado en muchas ocasiones al personaje de Amélie Poulain (Amélie, 2001), de conducta tan soñadora como emprendedora, desconocedora de prejuicios sociales y, ante todo, de espíritu libre. Su padre de acogida, Charles, es la cuna del carácter único de Sophie, un hombre tan humilde como honrado, con una inquietud intelectual sobre la material que no encaja con la sociedad conservadora que rodea a la época y escenario inicial de la novela. El amor incondicional que siente por Sophie le hará arriesgarlo todo por la felicidad de la niña. Y es, de hecho, el amor, uno de los temas fundamentales de este libro, como una cita del mismo indica: ''el amor es imprescindible''Otros personajes del libro han conseguido despertar en mí una gran curiosidad: Matteo, Gérard, Safi y Anastasia, imprescindibles para el argumento esencial y para Sophie. Sin estos cuatro personajes, este libro no sería el que es. Ellos han conseguido aportar más magia si cabe a Sophie, un sentimiento añadido que llega a ser fundamental tanto para la propia niña como para la realización completa de la trama. Ojalá pudiera saber más de estos cuatro jóvenes que tan hondo me han calado.
''Ma petite belle, cuando uno se hace mayor, rara vez está seguro de nada. Estar seguro es un mal hábito.''
''Sophie (...) pensó que los bolsillos eran el motivo de que los pantalones fueran tan superiores a las faldas.'' 
Poco más me queda por añadir a esta reseña porque creo que cada lector recibirá esta historia de forma distinta. Es cierto que no hay dos personas que lean el mismo libro, que cada uno lo interpreta de una forma y lo acoge de diferentes maneras acorde a su interior, sin embargo, no creo estar equivocada cuando digo que es en libros como este donde de verdad se descubre quién ha sabido leer entre líneas al autor y darle forma a los mensajes que van descubriéndose con el paso de las páginas. No solo recomiendo esta lectura por su trama, sino por el precioso interlineado que aguarda ser interpretado.

En resumen, Sophie en los cielos de París ha sido una lectura muy agradable la cual me ha aportado mucho más de lo que yo esperaba en un principio. No es una gran novela ni entraña una trama compleja, pero son sus personajes, sumados a la intención de la autora de regalar reflexiones al lector, lo que consigue que este libro no sea, simplemente, un libro más.
Si te ha gustado esta reseña, no te pierdas las demás.
¡Sigue mis lecturas en GoodReads y Lectorati!

19.3.17

Historia de Julia (Ana Alonso y Javier Pelegrín)





Sara vuelve a sentirse aprisionada en la jaula de Sweet Pink. Daría lo que fuera por escapar... Lo que no imagina es que su antigua enemiga, Juliette, está a punto de convertirse en su mejor aliada para recuperar la libertad.



Odio el rosa (5 de 6)
Editorial Oxford
365 páginas
ISBN: 978-84-673-9378-1
p.v.p: 14,90€
¿Dónde conseguirlo? → Boolino Amazon | Casa del libro


¡Qué sorpresa de historia! Me ha gustado muchísimo. Punto a favor, otra vez más, para estos dos autores. Antes de nada, quiero aclarar que no hay orden de lectura dentro de las tres entregas de Odio el rosa. En Odio el rosa 1 están las historias de Sara y Dani. En Odio el rosa 2, las de Lynda y Dark. Y por último, en esta tercera y última entrega de Odio el rosa, están las historias de Julia y Alan.
Además, los libros combinan dos formas de lectura: la tradicional y la digital, lo que convierte a la novela en una aventura transmedia en la que el lector puede participar. ¿Cómo? Muy fácil: mediante la App de Odio el rosa, donde se pueden escanear las ilustraciones que vienen incluidas en el libro (App para → iOS→ Android). Una vez escaneadas las imágenes, la experiencia virtual cobra vida. Es tan original como interesante, ya que hace que la historia cobre mayor realismo y entusiasme aún más al lector. En lo que a mí respecta, ha sido una experiencia muy divertida que he disfrutado. Además, quiero destacar la cuidadosa edición del libro, que no solo contiene las ilustraciones que he mencionado, sino que cada página está bordeada en color rosa, incluidos los laterales, lo que hace que al cerrar el libro se vea completamente rosa. Es muy bonito tanto por fuera como por dentro.

Partiendo de que las distopías son uno de mis géneros favoritos, esta novela no ha recaído en el tópico escenario de un futuro pos-apocalíptico en donde los protagonistas tienen que salvar al mundo, sino en uno mucho más realista y posible: el de que las grandes empresas monopolistas que ya controlan el mundo en el que vivimos. No es difícil imaginarse que en el año 2055 (el planteado en la historia), la sociedad esté totalmente bajo el control y dominio de esas grandes empresas. No es difícil porque de hecho ya lo está; de forma más o menos directa, pero lo está. Y es algo apreciable para todos. Sin embargo, esta historia no sólo es una distopía ficticia en la que los monopolios dominan el mundo, sino que es una gran crítica al sistema y una toma de conciencia actual. Si bien no está en nuestras manos cambiar el sistema, sí que lo está concienciarnos de los pros y contras de la vida que poco a poco, con el ''progreso'', se nos está imponiendo. Y ahí es donde empieza el verdadero cambio.

Sara, la protagonista, es víctima directa de lo que Sweet Pink esconde. Está secuestrada por Luke, el hijo heredero de esta gran empresa, y su obsesión con ella va en aumento, tanto, que está dispuesto a vivir una vida de engaño y apariencia con tal de tener lo que más ansía: poder. Triste pero cierto, Luke es una persona convencida de que el fin justifica los medios. Es capaz de hacer cualquier cosa para que sus planes salgan adelante, sin importar quién salga lastimado en el camino. No le importa nada ni nadie, ni siquiera su propia familia, y mucho menos Sara. Luke es un personaje realmente cínico y manipulador que odié desde el momento uno. Sin embargo, Sara ha demostrado tener madera de heroína; su inteligencia y afán de lucha contra las injusticias hacen que sea única. No obstante, lejos de ser la típica protagonista que no comete ningún error, surgen en ella planteamientos y dudas que demuestran sus miedos y preocupaciones. Es realista, lo que no hace más que incrementar su gran capacidad para enfrentarse a Sweet Pink.

A quien también he cogido mucho cariño a parte de a Sara es a algunos de los personajes secundarios que se mencionan, como Dani, Kaeru, Juliette o Norma. Estoy deseando conocer los más a fondo en las otras historias de Odio el rosa. Ahora que sé cómo termina, me apetece mucho más saber cómo se ha originado todo, desde el inicio. Tanto para los que ya habéis leído otros títulos de la saga como para los que no (como ha sido mi caso), aquí os encontraréis con final trepidante y esperanzador que a mí me ha gustado mucho y que no obstante, no queda tan cerrado como parece. Cómo es tendréis que descubrirlo vosotros. De todas formas, espero descubrir más con la Historia de Alan.

Odio el rosa es una gran historia que todo amante del género tiene que leer. Si no le he dado una puntuación más alta es porque ciertos aspectos de la trama se resuelven de forma un tanto surrealista por el hecho de que se trata de una novela ambientada en una sociedad futurista, con una tecnología más avanzada la cual permite acciones que hoy en día serían bastante imposibles. No obstante, la historia no tiene nada que envidiar a muchas otras del mismo género y leerla me ha dejado muy satisfecha.

Resumiendo, para mí, Historia de Julia ha sido una lectura muy buena que recomiendo a todo el mundo que disfrute con la distopía. Engancha desde el primer párrafo y el ritmo no decae, lo que hace que la novela se lea en un abrir y cerrar de ojos. Buena prosa, buena historia, buenos personajes y un gran tema de trasfondo que hará pensar al lector, ¿acaso se puede pedir más?

Si te ha gustado esta reseña, no te pierdas las demás.
¡Sigue mis lecturas en GoodReads y Lectorati!

17.3.17

Cartas a destiempo (Jacobo Correa)

Leído en el mes de: marzo 2017

Muchas gracias a Círculo Rojo 
por el envío del ejemplar 


David es un profesor al que le apasiona la escritura. Una tarde, en la cafetería de su amigo Fabio, conoce a Aurora, una joven recién llegada a la ciudad. Una primera conversación que se queda a medias da lugar a una misiva. A partir de ahí, crean un vínculo, una amistad especial. Hablan cada jueves en persona, pero lo más importante de lo que se dicen suele llegar a través del papel.



Editorial Círculo Rojo
131 páginas
ISBN: 978-84-9160-122-7
p.v.p: 10,95€
¿Dónde conseguirlo? → Editorial | Amazon | Casa del libro  



Hay libros de todo tipo. Uno de ellos son esos que llegan justo cuando lo necesitas, como una inyección de ánimo o una confirmación de que estás haciendo lo correcto. De esos que siguen en tu cabeza tiempo después de haberlos leído y que no sabes cómo has podido vivir sin ellos. En definitiva, hay libros que te cambian. Pues bien, Cartas a destiempo ha sido para mí uno de esos libros. Una lectura que desde la introducción me retuvo y no me soltó hasta... bueno, todavía no me ha soltado.
Fue al terminar de leerlo cuando lo noté aún más cerca. Se instaló en mí de una forma que hasta me sorprendió. Sobra decir que sus 131 páginas se me hicieron escasas, ya que el autor escribe de una forma tan natural y a la vez tan poético que las páginas volaban sin darme cuenta. Ha sido una experiencia muy bonita que recomiendo a todo el mundo; adolescentes, jóvenes, adultos y ancianos. No hay edad. Hacía tiempo que un libro no me llegaba tanto.

La trama principal no es impresionante. Os aviso de que la historia en sí no es una obra de arte y es de hecho eso mismo, lo que la convierte en una. Me explico. Esta novela está escrita de dos formas: en narrativa y epistolar. El personaje principal, David, entabla amistad con Aurora, una chica nueva en la ciudad. Se conocen en el bar que él frecuenta y se seguirán encontrando allí al menos cada jueves. En la segunda conversación que ambos mantienen, David se involucra un poquito más en esa reciente amistad y le escribe una carta a Aurora, la que será la primera de unas cuantas. Es en esas cartas donde se descubre el verdadero libro. Creo que incluso publicadas sin orden ni concierto hubiesen creado el mismo efecto en el lector. Cada carta trata sobre un tema diferente en el que David vuelca su total punto de vista y forma de ver la vida. No sé si ha conectado solo conmigo o lo hace con todos los lectores, pero sin duda son textos que todo el mundo debería leer y reflexionar sobre ellos. No sé de qué forma el autor consigue generalizar y personalizar a la vez, pero es maravilloso. 

''(...) Por un motivo u otro, volvemos a intentar confiar en alguien que en su momento nos hizo sentirnos especiales, pero que acabó fallándonos.''
''(...) Nos engañamos a nosotros mismos, para sentirnos mejor. Y es que a ninguno nos gusta reconocer que somos como el resto. Somos especiales. Y por eso estamos todos juntos en esta vida, en el espacio reservado a los especiales. Menudos tontos.''
''(...)Esa forma de triunfo si que es, desde mi humilde opinión, tener éxito. El triunfo personal, el de las sensaciones y sentimientos por encima del materialismo y la notoriedad. No sé. Tal vez soy un bicho raro. Pero prefiero mi rareza.'' 

Esas líneas son solo un vago ejemplo de lo que el autor transmite mediante las cartas que escribe David. La felicidad, la mentira, el perdón... temas comunes a todos nosotros en los que profundiza de una manera muy especial y cercana. Creo que no me equivoco al decir que esas cartas, más que dirigidas a Aurora, están destinadas al lector. Yo sin duda alguna pienso releerlas a menudo. Son hasta necesarias. Podría hacer una reseña de cada una de ellas, pero son a su manera tan personales, que nadie mejor que uno mismo podrá recibir e interpretar su mensaje de la forma adecuada. Por eso quiero recomendar tanto este libro que ha sido todo un descubrimiento. De verdad, se merece una oportunidad, porque ya sea que os guste en mayor o menor medida, no os vais a arrepentir.

En cuanto al final, la última frase me dejó tan trastocada que tuve que enviarle un mensaje al autor al respecto para calmar un poco mi imaginación. Esa información me la guardo para mí, pero os diré que se trata de un final abierto inesperado que sin duda hace reflexionar aún más sobre el libro y que después de entenderlo, el mensaje que aporta el libro se intensificó. Fue ahí cuando pensé: esto es un cinco de cinco, sin duda, esta lectura me ha marcado.

En definitiva, Cartas a destiempo es una novela de lectura obligatoria para el corazón. La pluma del autor, tan maravillosa como las cartas de David, harán que cualquier lector aprenda a disfrutar un poquito más la vida.




Os animo a que descubráis el blog que administra el autor  Lo que quiero decir y no digo 
Si te ha gustado esta reseña, no te pierdas las demás.
¡Sigue mis lecturas en GoodReads y Lectorati!
Free Fairy Butterfly 2 Cursors at www.totallyfreecursors.com